Coco Chanel: mito y realidad

Hoy hace un mes que empecé a escribir este blog y para celebrar mi “mesversario” he querido hablar de alguien que para mi fue, es y será una grande de la moda: Coco Chanel.

Para hablar de una grande prefiero no centrarme en su biografía, de la cuál hay miles de libros y algunos realmente bien escritos. Me parece más interesante hablar del mito creado al rededor de su figura, de sus contradicciones constantes y de lo que aportó al mundo de la moda. Todo ello, sus equivocaciones y aciertos, mentiras y verdades, momentos de felicidad y tristeza, hicieron de una muchacha huérfana una mujer valiente que cambió la forma de vida de la mujer contemporánea.

http://www.ngrguardianlife.com

Una buena manera de ver la evolución de este personaje, y las leyendas que ella muchas veces propició, es observar como fue cambiando progresivamente su nombre. Coco Chanel fue registrada erróneamente como Grabrielle Chasnel debido a que su padre, Albert Chanel, no estuvo presente para firmar el acta de nacimiento de su hija. Por otro lado el apelativo Coco, se lo otorgaron los militares que visitaban  el café-concert de Moulins llamado La Rotonde, donde ella trabajaba, en la que cantaba una canción algo subida de tono para la época en la que decía: “Ko ko ri ko» y «Qui qu’a vu Coco?“. La gran Coco Chanel tuvo que ser enterrada como Gabrielle Chasnel, un nombre que ella intentó borrar, como tantas otras realidades, porque le recordaban su pasado humilde.

Quiero explicar la controversia del mito de que era una mujer que apoyaba la independencia de su género. Si bien es cierto que creó un imperio con su nombre y llegó a ser una mujer independiente económicamente hasta un nivel insospechado, también es cierto que creó ese imperio gracias a la ayuda de dos de sus ricos amantes: Étienne Balsam y Arthur Edward Capel (más conocido como Boy). Una muchacha de su origen que, debido a su carácter y diferenciación de las demás señoritas, llegó a los círculos más altos y gracias a ello conoció a dos adinerados militares que la llevaron a iniciar una pequeña boutique en el centro de París. Ciertamente esta boutique comenzó para entretener a una jovencita Coco, que no dejaba de tener una vida como las demás señoritas de alta alcurnia (aunque ella no lo fuera), pero que tenía una inquietudes laborales que las demás no compartían.

Como ya os he comentado parte de su vida sentimental (hubo muchísimos más amantes), y ya que he prometido hablar de la verdad al rededor de Chanel, hablemos de su parte más oscura y uno de sus “affaires” más escandalosos, que para muchos hace que caiga el mito. La modista mantuvo una relación durante la Segunda Guerra Mundial con el general Walter Schellenberg de las SS, para el que trabajó como agente de la Gestapo. Como ya he dicho, Chanel fue una mujer fuera de su tiempo que llegó a ser espía en una época en la que había pocas mujeres desarrollando este tipo de actividad. No intento defender para el organismo que trabajó, pero también hay grandes modistos que trabajaron para los nazis como es el caso de Hugo Boss.

Gabrielle tenía un gusto especial y distinto al de la época. Creía que la mujer debía de ser más sobria y elegante, buscó eliminar el exceso de adornos y que fuera más cómoda. Como veis, esto, no deja de ser una propuesta muy feminista para la época, ya que a la mujer se la adornaba y no se buscaba su comodidad porque se pensaba en su look como si de un jarrón se tratase: quieta y vistosa. La creadora de “menos es mas” buscaba en la mujer un estilo más natural, que se viese a la mujer y no al vestido, buscaba un look para una mujer activa, mas propia del siglo XX. Hay que recordar que Coco nació en 1883, y que el incio de su vida la vivió en la Belle Epoque, donde las mujeres seguían usando corsé y sombreros rebuscados, además de sombrillas y guantes. Ante esto ella se rebeló, siendo la primera mujer en llevar pantalones o el pelo corto, el cuál luego se hizo característico y el emblema de la feminidad en los años 20.

Este espíritu rebelde la llevó a “reestilizar” los sombreros de las mujeres de la alta sociedad por encargo de conocidas y amigas, es cuando nacieron sus famosos y sobrios Canotiers. Fueron el inicio de los diseños Chanel. Estos sombreritos cambiaron la estética de la época: se pasó de usar grandes pamelas extravagantes a los sombreros sencillos de paja planos con una sencilla cinta negra como adorno.

Audrey Hepburn luciendo un canotier Chanel.

Como ya he dicho antes, fue la primera mujer en utilizar pantalón. Empezó usando los pantalones de montar de Balsam, el cual sufría críticas por estar con una mujer de su posición que aparecía en las reuniones sociales con pantalones. Todo empezó porque a Grabrielle le gustaba muchísimo la equitación y no se sentía cómoda montando con vestido…a sí que empezó a usar para montar los pantalones de su amante y de ahí lo empezó a utilizar como una prenda más. Gracias a ella hoy es normal que una mujer utilice pantalón. Le costó críticas, desaprobaciones de todo tipo, pero gracias a ella hoy las mujeres decidimos entre falda y pantalón, una opción que en su época de juventud no existía.

  

http://www.wikipendia.com

También revolucionó el mundo del textil en la vestimenta femenina. Renunció a las sedas, rasos y terciopelos para apoyar la ropa de punto y lana. Unas telas que en la época sólo usaban los hombres, normalmente para hacer deporte, y las campesinas. Y, hablando de deporte, ella fue la primera modista en diseñar ropa de deporte femenina…porque si, efectivamente, antes las mujeres no debíamos hacer deporte para no ponernos enfermas, no fuese a estropease el jarrón.

También es muy característico entre sus diseños el conocido “Little Black Dress”, una prenda que antes de popularizarlo Chanel sólo lo usaban las viudas. Al enviudar ella, cuando murió su gran amor Boy, empezó a introducir la idea del vestido básico negro como prenda tanto de vestir como más “casual”, ¿quien de vosotras no tiene un vestido negro en su armario?

 

http://www.lorraineclairecollections.com                     http://www.vogue.com

También hay que resaltar que Coco Chanel puso de moda las perlas, sí, ¡pero de bisutería! No os vayáis a pensar que esos enormes collares de perlas que llevaba eran auténticas…Fue la primera vez que la Alta Costura se lucía sin joyas auténticas, algo que actualmente se hace muy a menudo en las grandes pasarelas y desfiles.

http://www.operla.com

De una niña huérfana poco agraciada a una mujer elegante con sello propio y con todo un imperio levantado por su talento: Coco Chanel, una mujer que consiguió sobrevivir en su época y permanecer en la historia.

                                                                                                 www.imagenesbonitas.name

 

 

 

Anuncios

5 comentarios en “Coco Chanel: mito y realidad

  1. Manoli dijo:

    Es encantador todo lo que escribes, das información y conocimientos de la moda que se ignoran por ser de época pasada, es interesante , te deseo que triunfen en todo lo que realices

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s