#GirlBoss: la realidad tras la ficción

Amigos, no es oro todo lo que reluce. Os voy a hablar de la serie #GirlBoss, que vi este verano buscando un drama o comedia que tuviese que ver con la moda, y di con ella en Netflix. Enseguida quedé encandilada, ya que no es una serie ñoña de moda, si no que trata de la vida de Sophia Amoruso, basada en un libro autobiográfico llamado igual que la serie. Me encantó el personaje de Sophia, me parecía una chica genial, y que amasó una gran fortuna con su empresa de reventa de moda vintage, Nasty Gal, y me pareció un modelo a seguir. Pero de donde entonces dije, digo Diego. Al buscar información sobre la biografía de Sophia y de la serie, he descubierto la parte oscura de lo que yo creía una gran empresa. La ficción creada en la serie nada tiene que ver con la realidad.

Resultado de imagen de girl boss

Pero vayamos por partes, os explicaré la biografía de Sophia.

Sophia Amoruso, una historia de superación y emprendimiento.

Sophia Christina Amoruso nació el 20 de abril de 1984. Viniendo de la nada y teniendo una vida bastante precaria, siendo una nini que no le duraban los trabajos, que comía de la basura y robaba, a los 22 años, comenzó una tienda en línea en eBay revendiendo ropa vintage y otros artículos, a la que llamó “Nasty Gal Vintage”. Basado en el éxito de su tienda en línea, Amoruso fundó Nasty Gal, tras ser expulsada de eBay.

Lo demás es historia, una historia que la conocen muchos porque ella misma no se ha cansado de contarla o la prensa ensalzarla hasta la saciedad. En 2012 fue nombrada una de las “compañías de más rápido crecimiento” por la revista Inc. En 2014, antes de cumplir los 30 y tras apenas ocho años desde que empezase a subastar sus gangas por eBay, Amoruso llegó a facturar más de 100 millones de dólares al año en ventas, tuvo más de 300 empleados, y es cuando publica su libro #GirlBoss. En 2016 fue mencionada por Forbes como persona aspirante a la lista de las 400 personas más adineradas de Estados Unidos, con un patrimonio cercano a los 300 millones de dólares, es cuando se inicia la filmación de la serie.

Resultado de imagen de sophia amoruso forbes

Pronto, sin embargo, Nasty Gal se declaró en bancarrota, diezmando su fortuna, ¿Que pudo pasar? Supongo que todo el mundo encuentra su merecido a los malos actos del pasado, algo que muchos llaman el “Karma”. Según Amoruso le anunciaron: “’Vamos a invertir cuarenta millones’. Había que contratar a cien personas y yo, que en mi vida había trabajado en una oficina, iba a estar al mando de una con veintiséis años. Era lo más parecido a la torre de Babel. Cada uno iba a su aire” “En 2016, la revista Forbes me saca en portada como ‘una de las mujeres hechas a sí mismas más ricas del mundo’. Dos meses más tarde, me separé de mi marido, tras dos años de matrimonio, y tres meses después me llega la bancarrota”. Lo dicho, el Karma siempre te devuelve las malas acciones, vamos ahora a hablar de las que tomó la joven empresaria.

Resultado de imagen de sophia amoruso

La realidad tras la ficción

El libro #GirlBoss, no era solo una autobiografía, también era una especie de tratado sobre la vida pensado para empoderar a mujeres jóvenes y lograr que estas tomaran las riendas de su vida laboral. Sin embargo, un año después de la publicación del libro se destapó que Amoruso había impedido el desarrollo profesional de al menos cuatro mujeres jóvenes que trabajaban en Nasty Gal por estar embarazadas. En 2015, las cuatro ex empleadas de la compañía demandaron a Amoruso por haberlas despedido al pedir bajas por maternidad. La demanda aseguraba que Nasty Gal era “un lugar horrible para las mujeres profesionales en cinta”, ya que eran despedidas ilegal y sistemáticamente, aún cuando las leyes de California sobre la maternidad prohíben esta práctica. Etalia Gold, una de las demandantes, alegó discriminación por parte de la empresa, quien solía despedir a las empleadas en estado de gestación para “no tener que lidiar con lo que percibe como inconvenientes por trabajar con embarazadas (incluyendo la baja por maternidad)”. De hecho Amoruso declaró: “no pasa nada por querer ser diferente y querer cosas que quizá estén mal vistas”.

Nasty Gal también fue demandada por otra empleada por evitar sus responsabilidades con la salud de los trabajadores. Farah Saberi regresó a trabajar después de una cirugía de corazón y encontró que la habían aislado, su salario había sido recortado y poco después su puesto fue eliminado. Además, aseguró que la empresa no había cubierto ningún gasto médico de la cirugía o de la recuperación, aunque les correspondía hacerlo.

Estas querellas, que también incluían a un padre despedido por solicitar la baja de paternidad, planteaba un escenario que dista bastante del ánimo que tuvo la prensa en etiquetar a la capo de Nasty Gal como la heroína feminista que las nuevas generaciones necesitaban. Muchos la vieron como ‘la Sheryl Sandberg de las millenials’, por el éxito logrado con esa insultante juventud y porque ambas eran lideres empresarias escribiendo sobre cómo alcanzarlo siendo mujer.

Nasty Gal llegó a acuerdos confidenciales fuera de los tribunales con todos los ex empleados demandantes. Sin embargo, Amoruso ya se había hecho una reputación. De acuerdo con los reportes del 2015 de Glassdoor, una plataforma donde las compañías son examinadas desde el punto de vista de sus empleados, Amoruso tenía el 15% de aprobación y la compañía era sumamente criticada por su “tóxico” ambiente de trabajo. Una de las reseñas incluso se titula “El diablo no viste Prada, usa zapatos Jeffrey Campbell”, haciendo alusión a la marca de zapatos que Amoruso ayudó a popularizar hace algunos años.

Amoruso puede haberle quitado el puesto de jefa pedante y sin sensibilidad a la temida Miranda Prestley de “El diablo viste de Prada”, Anna Wintour en la realidad. Use Prada o no, la fundadora de Nasty Gal se ha hecho un nombre en el mundo de la moda, primero como emprendedora y luego como una jefa rodeada de escándalos. En todo caso, las denuncias lograron salpicar la reputación de Amoruso y ni siquiera Netflix se atrevió a llevar a la pantalla los errores de la Nasty Gal, ya que cancelaron la serie tras la primera temporada.

Resultado de imagen de girl boss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s